EL SUPUESTO AGENTE DE INMIGRACION

Publicada en Publicada en Investigaciones
Abril 18, 2016
Por: Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Una mujer me contactó un día con el siguiente caso:
.
Mi esposo y yo no poseemos documentación legal en los Estados Unidos; un compadre de nosotros, quien también es ilegal, nos refirió el contacto de Alberto (nombre cambiado), un oficial de inmigración quién nos arreglaría nuestro estado migratorio por el pago de $10.000 por persona o $15.000 por matrimonio. Nuestro compadre ya está en sus trámites y mi esposo y yo también iniciamos los nuestros con un pago inicial de $5.000. Al principio yo estaba convencida de que ésta era la solución para obtener la residencia, pero ahora estoy dudando y temiendo que se trate de una estafa. El señor nos fue presentado por nuestro compadre a la salida del edificio de inmigración pues él trabaja allí como funcionario. Nos reunimos en una cafetería cercana y allí nos explicó el proceso, el costo y los documentos que debíamos entregarle. Le pagamos ese mismo día. Hasta la fecha hemos recibido dos cartas de inmigración, una a nombre de mi esposo y otra a mi nombre. Todo está en proceso pero ahora el señor dice que debido a la subida de precios de inmigración, el costo para nosotros también va a subir. Yo solo quiero estar segura de que esto no sea una trampa más.
.
El fraude puede tener mil caras, pero sigue siendo fraude. Especialmente en el campo de la inmigración en Estados Unidos donde se combina la necesidad de inmigrantes indocumentados, el ahorro de su trabajo y la desvergüenza de algunos estafadores, quienes a base de artilugios le roban el sueño y el dinero a los más desesperados.
.
Una vez que fuimos contratados nuestro primer paso era identificar a Alberto, utilizamos los datos que poseía nuestra cliente pero todo dio negativo, el nombre era falso, el número de teléfono era pre-pagado y no estaba registrado a nadie, fuera de eso, nuestra cliente no tenía más información. Debido a ésta situación necesitábamos hacer contacto personal con Alberto pero teníamos un inconveniente, si bien nuestro cliente sospechaba de una posible estafa, su esposo estaba convencido de que Alberto era un funcionario de verdad y que investigarlo sería por gusto y solo lo enojaría y entorpecería el proceso.
.
No obstante teníamos un as bajo la manga y nos las ingeniamos para lograr un referido. Pocos días después Alberto ya se estaba comunicando con uno de nuestros agentes encubiertos quien se estaba haciendo pasar por un indocumentado. Alberto no podía encontrarse con nuestro agente por esos días pues estaba en un entrenamiento en Washington pero le avisaría a su regreso. La paciencia desespera a muchas personas ansiosas de saber la verdad, pero los detectives tenemos que armarnos de mucha paciencia para lograr nuestros objetivos.
.
Finalmente el teléfono sonó, era Alberto confirmando que ya estaba de regreso y listo para poder reunirse con su nuevo “cliente indocumentado”. La cita sería al día siguiente a las afuera del edificio de migraciones. Efectivamente Alberto salió por la puerta principal, vestido de traje y corbata y con la credencial de empleado de inmigración. Quien podría desconfiar, si él hablaba muy bien el idioma inglés, tenía conocimientos de inmigración y era muy educado. Luego de explicarle al agente encubierto el proceso y el costo, los cuales seguían siendo $10.000 por persona y $15.000 por pareja, cuando supuestamente sus precios habían subido, Alberto regresó al interior del edificio de migraciones. Interesantemente al acercarse a la puerta escondió su credencial y luego de ingresar se dirigió al baño público desde donde salió varios minutos después muy cambiado, luego partió del edificio y se dirigió a una calle cercana donde abordo su vehículo. Aunque ya era obvio que Alberto era un estafador que además se estaba haciendo pasar por un agente federal, nuestra investigación estaba aun en sus comienzos.
.
Seguimos a Alberto con mucha cautela y luego de algunas horas y varias paradas localizamos su madriguera y al día siguiente su verdadera identidad. No tenía antecedentes penales pero si muchas deudas causadas por varias demandas civiles y por supuesto no era ni fue empleado de migraciones. Pero, ¿y las cartas que había recibido nuestra cliente? Luego de unas cuantas verificaciones confirmamos que eran falsas, también lo eran los sobres sin matasellos, el número de caso era real pero no pertenecía a nuestro cliente ni a su esposo. El fraude estaba confirmado. Mi cliente suspiro de enojo y tristeza, su esposo estaba muy enojado pues a nadie le gusta ser víctima del fraude. No quisieron demandar, tampoco tenía mucho sentido, pero me autorizaron a entregarle los resultados de la investigación al gobierno para que arrestara a éste estafador e hicieran justicia. Tal vez hoy ésta persona este preso o prófugo, no lo sé, no será ni el primero ni el último. Tal vez mis clientes todavía creen que perdieron $5.000 dólares, pero desde mi punto de vista, considero que ellos pagaron $5.000 para aprender a no confiar ni en su sombra.
.
Cuídese del fraude de inmigración, no crea que es tan fácil sobornar al sistema de migraciones de los Estados Unidos, no confíe en promesas mágicas ni en la buena presencia de las personas. Investigue, verifique y asegúrese de consultar a un abogado o especialista de inmigración con oficina. Evite reuniones en la calle, evite pagar en efectivo.
.
¡Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, búsqueme!
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.